Lidiar con el Dolor Muscular y Empujar Hacia Adelante

El entrenamiento fisico debe ser gradual y por partes, éste debe hacerse en forma tal que se entrene en los lugares en que no haya dolor, es decir si sientes dolor muscular en la parte baja del cuerpo, no hay impedimento para no ejercitarse en la parte superior del cuerpo.

Vencer el Dolor Muscular y Avanzar Entrenando

Uno de los mayores obstáculos cuando se trata de hacer ejercicio es el dolor y la rigidez que se siente aproximadamente 24 horas después de su entrenamiento. Esto se conoce como dolor muscular de inicio tardío (DOMS). Los síntomas generalmente son dolor en los músculos cuando se mueve y los músculos pueden sentirse débiles y tiernos.

Dolor Muscular: Es Esto Normal?

Esto es normal y nada de lo que se deba preocupar. Las mujeres que han llevado estilos de vida sedentarios por un tiempo lo experimentarán al principio. De hecho, ambos géneros son susceptibles a DOMS y es parte integral de la elaboración. Con el tiempo, a medida que su cuerpo se acostumbre a la actividad, no se lastimará a menos que aumente su carga e intensidad de entrenamiento. Mientras su entrenamiento sea duro y haya micro lágrimas en las fibras musculares, habrá dolor.

Debe ser capaz de distinguir la diferencia entre el dolor muscular de los calambres o las tensiones y tirones musculares. DOMS es la incomodidad que surge de los músculos inflamados que se están curando. Tu cuerpo no sufrirá dolor si no te mueves. El dolor muscular se siente solo cuando te mueves. Los calambres, sin embargo, son espasmos repentinos de dolor que surgen debido a una contracción de las fibras musculares. La mejor manera de tratar los calambres es estirar el músculo. Masajear y estirar un músculo estrecho aliviará el dolor.

Lo mismo no se aplica al dolor muscular. Estirar antes de los entrenamientos, las cremas de masaje muscular, masajes, baños de hielo, etc. no pueden prevenir el dolor muscular. Pueden proporcionar alivio temporal, pero aún necesitarás de 2 a 4 días para que tus músculos se curen. Puede ser desalentador al principio cuando se embarca en un programa de entrenamiento y planea hacer ejercicio regularmente, pero después de un entrenamiento, no puede moverse sin quejarse por algunos días. Tendrás que descansar hasta que estés sanado.

Cómo Evitar Esto?

Vencer el Dolor Muscular y Avanzar Entrenando

La mejor manera de evitar esto es hacer que tus primeras sesiones sean claras. El objetivo es hacer algunos de los ejercicios y usar pesos ligeros. Si es cardio, no salgas y esfuérzate al máximo. Simplemente mantén el ritmo lento o moderado. Incluso sesiones cortas de 15 o 20 minutos serán suficientes al principio. Esto evitará que tus músculos estén muy adoloridos al día siguiente. Siempre disminuya lentamente su régimen de entrenamiento. Al aumentar lenta y gradualmente su intensidad y carga de entrenamiento, le dará tiempo a su cuerpo para adaptarse a las demandas que se le impongan.

Muchas mujeres están ansiosas por perder peso rápido o ponerse en forma durante la noche y tratan de dar lo mejor de sí mismas. Mantras comunes de fitness como “Ve duro o vete a casa” y “Sin dolor sin ganancia” no ayudan aquí.
Estas citas motivacionales son mejor utilizadas por los atletas y las personas que entrenan a menudo. Cuando recién comienzas, anda lento. Progreso lento es mejor que ningún progreso.

Que Hago si Sigo con el Dolor Muscular?

En el caso de que todavía tenga dolor muscular, puede intentar sumergirse en una bañera de agua con sales de Epsom o puede intentar frotamientos musculares de venta libre. Estos proporcionarán alivio temporal. Si experimenta dolor muscular en las piernas, siempre puede enfocar el ejercicio del día en la parte superior del cuerpo y viceversa. No hay necesidad de omitir un entrenamiento si solo una parte de su cuerpo duele. Te sentirás satisfecho sabiendo que al menos hiciste algo por el día.

Sin embargo, si todo tu cuerpo duele y esto puede ocurrir cuando haces entrenamientos de cuerpo completo, puedes descansar o caminar lento. Descansar y recuperar es tan importante como la actividad. No significa que estés fuera de pista. Incluso un tigre se agacha antes de saltar.

Por lo tanto, no se sienta abatido y deje de entrenar solo porque sus primeras sesiones le causan dolor. Mantenga una mentalidad positiva y siga empujando hacia adelante sabiendo que el dolor es la debilidad que abandona el cuerpo. Acércate a tu entrenamiento de una manera gradual y progresiva y estarás bien.

4 Maneras en que las Mujeres pueden Incorporar el entrenamiento de intervalo de alta intensidad (HIIT) en sus Entrenamientos


Click Aquì Canal de Videos